noticias                                                                                        Farmasalud
El Colegio de Fisioterapeutas rechaza la privatización de centros sanitarios anunciada por la Comunidad de Madrid
                  1810  visitas
 

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) rechaza la privatización del 10% de los centros sanitarios y hospitales de la Comunidad de Madrid, anunciada por la Consejería de Sanidad, por considerar que esta medida supondrá un retroceso en la calidad asistencial e incrementará la precariedad laboral del colectivo.

 

El decano del CPFCM, Carlos Valiente, alerta de que con la privatización, los fisioterapeutas sufrirán un deterioro de su retribución, ajustada en la actualidad a su titulación y responsabilidad, al quedar a merced de los criterios de la empresa privada.

 

Por otra parte, informa de que para hacer rentable el servicio, las empresas gestoras se verán obligadas a reproducir el modelo ya obsoleto de una atención de fisioterapia a la que acuden masivamente los pacientes. “Muchas compañías aseguradoras asignan la sesión de fisioterapia en 3 o 4 euros, de manera que para rentabilizar el servicio, citan hasta 20 pacientes a la hora”.

 

Además,  asegura que “la empresa privada busca, ante todo, el beneficio, por lo que estos centros apostarán por las disciplinas más rentables, “reservando” para los públicos el resto. En consecuencia, se generará sobresaturación de los servicios, perjudicando a profesionales y pacientes”.

 

Así, constata que en Fisioterapia, el ámbito más afectado será la Atención Primaria, orientado al cuidado integral de las personas en las facetas curativas, preventivas, y de promoción de la salud.

 

En este sentido, Valiente recuerda que “hasta ahora, el servicio público de Fisioterapia en Atención Primaria de la Comunidad de Madrid ha sido un modelo de cobertura sanitaria de acceso equitativo para toda la población, citado como ejemplo en todos los análisis internacionales”.

 

Es mucho más barato que cualquier modelo europeo, y los ciudadanos lo sitúan como el servicio público mejor valorado de la Comunidad con índices de satisfacción superiores al 90%”.

 

Por otra parte, añade que los profesionales de la Fisioterapia, “han demostrado siempre su implicación con el sistema sanitario, contribuyendo a desarrollar y a aplicar herramientas de gestión que permiten disminuir costes, aumentar la eficiencia y asegurar la sostenibilidad y solidez de la sanidad pública”.

 

Sin embargo en esta ocasión, para la elaboración del Plan “no se ha tenido en cuenta la opinión, ni las aportaciones del colectivo”.

 

Solicitan reunión con Fernández-Lasquetty

En este sentido, el CPFCM denuncia que, pese a constituir un colectivo de 7.600 profesionales, la Comunidad de Madrid no le incluyera entre los colegios sanitarios que fueron convocados para explicarles directamente el Plan, reduciendo el grupo al colectivo de  médicos, enfermeros y farmacéuticos, y excluyendo al resto de profesiones sanitarias.

 

Siendo así, el CPFM ha abogado por mantener una reunión con el Consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, para que se les explique qué medidas tienen previstas adoptar con los fisioterapeutas que trabajan  en los hospitales y en los 27 centros que la Comunidad pretende privatizar.

 

Paralelamente, la institución colegial ha solicitado una reunión de carácter urgente con los gerentes de los centros afectados, de cara a ser informados de la nueva estructuración que se derivaría con la implantación del Plan en cada caso.

 

Además, solicitará la paralización de la aplicación de este Plan y propondrá la  creación de grupos de trabajo conjuntos para elaborar un Plan alternativo.

 

Se han obviado malas experiencias previas en Europa

Además, el CPFCM recuerda y apoya las palabras del presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodriguez ,durante la inauguración de la III Convención de la Profesión Médica, donde afirmó que “privatizar la sanidad no va a ahorrar nada”. Para demostrarlo, puso como ejemplo al sistema nacional de salud británico, al que la financiación de la iniciativa privada en el sector público costó al sistema, según un estudio publicado en el British Medical Journal, 1.2 billones de euros en el peor momento de la crisis del 2008.

Servimedia