noticias                                                                                        Farmasalud
La cirugía metabólica cura a más del 75% de las personas con diabetes II
                  1793  visitas
 

Los diabéticos tipo II requieren toda la vida controlar su dieta de forma exhaustiva, controles de glucemia casi diarios y tomar o pincharse la medicación varias veces al día. Situaciones como el estrés, un cuadro gripal o una comida de negocios alteran de manera significativa los niveles de glucemia. Es un dato conocido que al menos 2 de cada 3 diabéticos II no siguen o siguen mal su tratamiento. Cabe destacar que la diabetes II supone el 95% de las diabetes y es la que aparece entre los 35-40 años asociada a la obesidad.

 

Frente a esta situación la cirugía metabólica, practicada por Intraobes, uno de los escasos centros médicos que realizan este tipo de cirugía en nuestro país y con mayor experiencia, ofrece la posibilidad de que estos pacientes se olviden de su enfermedad y de su medicación con una normalización de sus niveles de azúcar. Se consigue mediante una serie de técnicas que se realizan sin abrir el abdomen (por laparoscopia) y que han evolucionado de la cirugía de la obesidad. El paciente se incorpora a su actividad habitual en 10 días. En 3 meses toma la mitad de la medicación y a los 9 meses 3 de cada 4 pacientes no requiere tratamiento para su diabetes con niveles de azúcar óptimos.

 

Así lo ha asegurado hoy el cirujano y director médico de IntraObes, Miguel Ángel Escartí, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Diabetes, quien ha subrayado la efectividad y seguridad de estas técnicas, que además comportan una significativa mejora en la calidad de vida de los pacientes.

 

 Incluso hemos visto casos en los que al alta hospitalaria a los dos días de la intervención, el paciente ya no requiere tratamiento antidiabético”- ha matizado Escartí.

 

El director médico de IntraObes se ha referido además a la problemática de este tipo de enfermos ya que sólo dos de cada diez cumplen con la dieta y los fármacos prescritos. Por ello, ha destacado  la importancia de sensibilizar a la población afecta sobre esta opción terapéutica por dos ventajas básicas: el tratamiento se cumple sin errores y mantiene la efectividad en el tiempo. A su juicio “con estas técnicas es como si el paciente hiciera una dieta perfecta todos los días del año”.

 

Entre las múltiples ventajas, también destacan la mejoría de las alteraciones renales y vasculares, además de la curación de las complicaciones de la diabetes en los órganos a los que afecta, como arterias, corazón, riñón, ojos, etc.

 

Según ha señalado Escartí, la clave de esta curación reside en que mediante estas técnicas se consigue una ingesta pequeña en muchas tomas y además la comida no pasa por el duodeno, por lo que la estimulación pancreática es más homogénea al ser por vía sanguínea. De este modo el páncreas antes insuficiente de los diabéticos vuelve a bastarse por sí sólo para gestionar la glucosa.

 

Las técnicas más utilizadas por su eficacia, seguridad y buenos resultados son la gastrectomía tubular, el bypass gástrico  y la derivación biliopancreática, indicadas especialmente para pacientes con la enfermedad diagnosticada desde menos de 10 años.

 

Finalmente, Escartí ha señalado que el Equipo de IntraObes ha desarrollado una técnica consistente en un bypass con una sóla anastomosis (unión digestiva) que simplifica a la mitad la técnica del bypass clásico, disminuyendo los riesgos y con unos resultados que están incluso superando al bypass clásico.

IntraObes